Las enfermedades infecciosas

El moquillo

Es una enfermedad infecciosa que no afecta al hombre o los gatos, solo a los perros. Para poder combatirla eficazmente es necesario administrar vacunas a los 42 o 50 días de vida del cachorro, repitiéndola al cabo al cabo de un mes y luego una vez al año durante el resto de la vida del perro.

Esta enfermedad se transmite por medio de un animal enfermo o por medio de ambiente contaminado por un animal enfermo, como saliva, heces, orina,etc. Si el perro se ha infectado por respirar el virus, padecerá trastornos en el aparato respiratorio como tos, irritación ocular o respiración fatigosa entre otros. Y si ha sido ingerido padecerá vómito, inapetencia y diarrea.

La rabia

La rabia es una enfermedad vírica mortal que se transmite a través de una mordedura o por lamer una herida infectada. Los síntomas que se padecen son nerviosismo, cambios de humor repentinos o incluso indiferencia. Se puede transmitir del perro al hombre, por tanto su vacunación es obligatoria, sobretodo si se llevan los animales al extranjero. La vacuna se puede administrar a partir de los 3 meses de edad, y una vez al año durante el resto de su vida.

La leptospirosis

Es una enfermedad infecciosa de origen bacteriano que se puede transmitir al hombre. El principal portador de esta enfermedad es la rata, ya sea a través de su mordedura o que contagia el agua con orina o saliva que acaba enfermando al perro. La mejor opción para combatirla es la vacuna, que tendrá que ser periódica, no anual, si el perro vive en una zona de riesgo. Los síntomas pueden ser muchos, desde malestar general, vómitos, debiliddad o fiebre entre otros.

La parvovirosis

Afecta especialmente a los cachorros y perros jóvenes no vacunados que no tienen suficientes defensas. Es un virus muy agresivo y resistente quetiene símptomas como diarrea hemorrágica o vómito difuso, que al deshidratar al perro rápidamente puede causar la muerte. Por ese motivo se tiene que vacunar a las hembras reproductoras y alos cachorros. La vacuna se pone a los 45 días de vida del cachorro, repitiéndola al cabo de un mes y anualmente durante toda su vida.