Primeros auxilios: Quemaduras

Primeros-auxilios-por TheGiantVerminLas quemaduras están clasificadas en cuatro grados por su profundidad. Las quemadura de primer grado son aquellas que se limitan a la superficie de la piel, mostrando enrojecimiento, dolor al tacto e hinchazón. Las quemaduras de segundo grado han traspasado la piel, provocando ampollas, pérdida de piel y gran enrojecimiento. Las quemaduras de tercer grado en el perro traspasan la piel destruyendo tejido, provocando que la piel se vea seca y con apariencia de cuero. Estas quemaduras no solo las puede provocar el fuego, sino también estar expuesto a un líquido ardiendo durante un tiempo prolongado. Las quemaduras de cuarto grado dañan los músculos y los huesos a causa de frío extremo y congelación.

¿Cómo tratar las quemaduras?

Si se trata de una quemadura de primer grado, lave con agua fría la zona afectada y aplique una bola fría, por ejemplo de congelados durante unos 20 minutos para calmar la zona. Cubra la zona afectada con una venda para protegerla. Es recomendable llevar ese mismo día el perro al veterinario para confirmar que no hay otros daños y hacerle otro tipo de cura si lo cree conveniente.

En el caso de una quemadura de segundo o tercer grado, aplique gelatina soluble en agua y un apósito limpio y seco. Si está sin piel no utilice algodón ya que se podría enganchar. Envuelva la zona afectada con un trozo de tela y lleve de inmediato el perro al veterinario.


Quemaduras químicas

En la vida doméstica estamos expuestos a muchos productos químicos, tóxicos, corrosivos, inflamables, etc. La mayoría de estas quemaduras son de primer grado y no necesita tratamiento especial, pero lavaremos la zona afectada durante unos 20 minutos para eliminar la substancia y que no toque ninguna otra zona. Procure lavar la piel con jabón suave para no provocar ninguna alergia o dolor. Si el producto ha entrado en contacto con los ojos, lávelos con abundante agua durante al menos 15 minutos y acuda al veterinario. Si ha sido ingerido acuda directamente al veterinario.

¿Cómo tratar las quemaduras de cuarto grado?

En situaciones de frío extremo su perro puede sufrir quemaduras causadas por congelación. Se tiene que tratar la zona afectada con agua tibia, pero no caliente, ya que pasar de una temperatura a otra de forma extrema puede causar mucho dolor. La zona congelada tiene que volver a su temperatura normal gradualmente, para ello utilizaremos una toalla grande mojada en agua fresca o tibia.  También puede poner los pies del perro dentro de un cubo con agua tibia para agilizar la normalidad. Si no mejora nada o empeora acuda rápidamente al veterinario.