La importancia del perro-guía

perro-guia-por George's Photos

No solo es un gran responsabilidad por parte de la persona que adquiere un perro-guía como auxiliar de movilidad, sino por parte de la persona solicitante ya que tendrá que cuidar el perro al igual que el resto de personas que tienen mascota, cepillarlo, llevarle al veterinario y pasearlo.

Labor del perro-guía

El perro guía es un perro con una capacidad excepcional que ha sido entrenado para guiar personas ciegas haciendo su movilidad por la calle o el transporte público mucho más llevadera. Sin embargo también es necesario que el resto de usuarios respeten tanto a la persona como al perro, y sigan las siguientes instrucciones:

  • No se debe molestar al perro, ni tocar ni llamar la atención ni darle de comer mientras está trabajando, ya que podríamos distraerle y perjudicar a su amo.
  • Tenemos que dirigirnos a la persona y no al perro si queremos ayudarle en un momento difícil o acompañarle.
  • Si necesita ayudar a una persona ciega con perro guía, cójala del brazo por el lado donde no esté el perro.
  • Si usted tiene perro y ve que se acerca al perro guía, por favor no deje que haya ninguna disputa, lleve a su perro con correa y bozal.

Responsabilidades del amo

Es necesario que el perro esté identificado con el distintivo oficial que debe ir colocado en el collar o el arnés. Tiene que llevar en todo momento consigo la documentación que lo acredite como usuario de perro-guía. Y debe mantener suscrita una póliza de seguro de responsabilidad civil para prevenir eventuales daños a terceros causados por el perro-guía.

Razas de perros-guía

¿Qué hay que hacer para tener un perro guía?

Tendrás que hacer un curso de aproximadamente tres semanas para aprender a ir con perro guía y cuidarlo, entre otras cosas.

Toda la información necesaria la encontrarás en la página http://www.once.es

Un pensamiento en “La importancia del perro-guía

  1. Pingback: Perros-guía « Ladra.es

Los comentarios están cerrados.