Perros de búsqueda y rescate

perros-de-busqueda-y-rescate-por SkyWideDesignEstos magníficos perros están entrenados para poder seguir cualquier rastro de la persona que se encuentra desaparecida. Son perros de búsqueda y rescate de gente desaparecida en casos graves de desastres donde el ser humano tardaría el doble de tiempo en encontrar a estas personas sin estos amigos peludos. Encuentran a personas enterradas bajo tierra, bajo la nieve o bajo agua, están entrenados al máximo para proceder ante cualquier situación.

Estos perros siguen entrenando durante toda su vida de trabajo, puede ser hasta los 8 u 10 años aproximadamente. Suelen vivir con su entrenador-guía, el cual le instruye cada día para mejorar la búsqueda y rescate.

¿Cómo buscan estos perros de salvamento?

A groso modo estos perros actúan igual que los nuestros. Para ellos encontrar a alguien significa obtener una recompensa, ya sea comida o caricias, por eso para ellos no es un trabajo tan duro, sino un juego dónde si hacen bien su parte obtendrán un premio. Cuando encuentran a la persona ladran para que los humanos vayan a rescatarla. Ellos no saben si están entrenando o un desastre de verdad, pues los entrenamientos son igual de complicados para que su trabajo sea cada vez más eficiente.

Estos perros están entrenados para seguir el rastro de personas enterradas, descartando las olores de las personas que están en la superficie. No es tarea fácil y por ello el entrenamiento es casi de por vida.

Aunque ya habían grupos de perros de rescate por Alemania en la Primera Guerra Mundial, en España no aparecieron hasta los años 90.

Selección de perros de rescate

A partir de los 45 días de vida de un cachorro, el criador ya puede empezar a buscar al siguiente perro de salvamento. Para ello tendrá que elegir un perro ágil, de tamaño mediano con un gran olfato, sociable, equilibrado y curioso, entre otros rasgos.

Una vez elegido el cachorro se empezará a socializar con todo tipo de perros y personas, y a partir de los 6 meses ya puede empezar el programa de obediencia, aprendiendo a desplazarse en lugares apartados, inestables, etc

A partir del año los entrenamientos ya pueden ser más serios, complicando el ambiente de búsqueda y el terreno. Y a los 2 años aproximadamente, ya puede estar operativo para ser un gran perro de rescate.