Microchip canino

microchipEl microchip es un aparato electrónico diminuto que contiene los datos del propietario del animal. En España es obligatorio que el perro esté identificado con él.  De esta forma si se pierde o roban al animal tendrá los datos del dueño y se pondrán en contacto con usted.

No solo sirve para perros y gatos, se le puede poner también a los caballos, urones, etc. El perro no sufre ningún tipo de dolor al implantarle el microchip que se coloca  debajo de la piel del cuello del animal. La implantación la tiene que realizar un veterinario, dura toda la vida y es casi imposible que cause dolor o que se pierda el microchip.

En el microchip no solo aparecen los datos del dueño sino que también se puede encontrar las vacunas que se ha puesto el perro.

El único inconveniente es que se necesite un aparato especial para poder leer el chip. Lo tienen veterinarios y los refugios de animales. En el caso que la policía encuentre su perro perdido no lo sabrán identificar hasta que alguien que disponga del lector lo haga. Por eso se recomienda que además del chip el perro lleve su paca identificativa con el teléfono del dueño para aligerar tiempo.

Es conveniente esperar a que el cachorro tenga unos dos meses de edad para ponérselo. A partir de entonces se puede poner en cualquier momento y ya es para siempre.

Recuerda que aquí en España además del microchip también es obligatorio censar al perro en el ayuntamiento.