Cómo mantener los dientes de un perro en buenas condiciones

perro sonriendo

A medida que la ciencia avanza, los perros de compañía viven más tiempo que nunca, y al igual que las personas, es importante mantener sus dientes en buenas condiciones para asegurar que puedan llevar una vida feliz y saludable. Una higiene dental deficiente a menudo se pasa por alto, y aparte del mal aliento y la incomodidad para el perro puede conducir a problemas más graves y permanentes en la boca, así como a otros problemas de salud.

Lo ideal es que el cuidado dental se inicie a una edad temprana, para que los perros se acostumbren a que les toquen la boca y se acostumbren a cepillarse los dientes; de lo contrario, esto puede ser una experiencia estresante. La clave para una buena higiene bucal en los perros es la consistencia y el establecimiento de un régimen, a la vez que se seleccionan productos diseñados para ayudar con la higiene bucal que han demostrado ser eficaces en estudios científicos.

Dentición de perros

Aunque existen algunas similitudes, los dientes de los perros están adaptados para una dieta más carnívora que los humanos. Al igual que los bebés, los cachorros nacen sin dientes y alrededor de las 4 semanas de vida su leche o sus dientes caducos comienzan a crecer.

Los dientes adultos o permanentes los reemplazan cuando son un poco más viejos, generalmente cuando el perro tiene 7 meses de edad, pero la edad exacta a la que aparecen estos dientes adultos depende de la raza. Un perro adulto debe tener cuatro tipos de dientes diferentes. Todos juegan un papel diferente, pero importante:

Tipos de dientes de perro adultos

  • Incisivos: Estos son los pequeños dientes en la parte frontal de la boca, que se utilizan para raspar los alimentos de los huesos y el aseo.
  • Caninos: Los caninos son los grandes dientes puntiagudos que se encuentran justo al lado de los incisivos en la parte frontal de la boca. Se utilizan para morder y agarrar objetos. En los perros, estos están mucho más desarrollados que en los humanos.
  • Premolares: Los premolares se encuentran inmediatamente detrás de los caninos, tienen un aspecto irregular y se hacen gradualmente más grandes cuanto más atrás se encuentran en la boca. Se utilizan para cortar, desgarrar y masticar.
  • Molares: Estos son los dientes más grandes en la boca de un perro, que están en la parte posterior. Tienen un aspecto más plano que los premolares y se utilizan predominantemente para moler y masticar los alimentos antes de ingerirlos.

¿Cuántos dientes tienen los perros?

En total, un cachorro normal debe tener 28 dientes de leche o de leche y un perro adulto normal debe tener 42 dientes permanentes o adultos. Los dientes de los cachorros suelen ser mucho más afilados que los de los perros adultos, lo que les permite masticar más eficazmente, a pesar de no tener tanta fuerza.

Consecuencias de una higiene bucal deficiente

Los dientes sucios y la mala higiene bucal en los perros pueden tener varios efectos negativos en la salud y calidad de vida de un perro. Estos pueden presentarse de varias maneras y algunos signos típicos de problemas en la boca incluyen:

  • Aliento maloliente, llamado halitosis.
  • Irritabilidad, especialmente alrededor de la boca o un cambio de temperamento.
  • Una incomodidad inusual alrededor de los alimentos y signos de malestar al comer, como usar sólo un lado de la boca, evitar alimentos duros, tragar sin masticar.
  • Goteo más de lo normal; signos de sangre en la boca.
  • Sensibilidad al abrir o cerrar la boca y falta de voluntad para hacerlo.
  • Pérdida de peso durante períodos de tiempo más largos.

También hay algunas condiciones y enfermedades que pueden causar efectos de golpeteo en la boca. Por lo tanto, es importante diferenciarlas de los problemas primarios de salud bucodental y descartar cualquier otra enfermedad. Si un perro muestra cualquiera de los signos anteriores, es importante que sea examinado por un veterinario que podrá determinar si el problema principal está en la boca o si el perro está sufriendo de otra condición.

Cómo mantener los dientes de su perro limpios y sanos

Para que el perro se acostumbre a cepillarse los dientes y mantenerlos en buenas condiciones desde el principio, es aconsejable empezar desde una edad temprana. Prevenir es siempre mejor que curar. Hay varias maneras en las que puede ayudar a mantener los dientes de su cachorro lo más limpios posible como parte de un régimen diario. Éstos se dividen en dos categorías diferentes: Cuidados activos y pasivos.
Los siguientes enfoques incluyen métodos tanto “activos” (cepillado y lavado de boca) como “pasivos” (dietas dentales y masticables) para ayudar a mantener limpios los dientes de los perros:

Cepillado

El cepillado es la base para garantizar una buena higiene dental en los perros. Para lograr los mejores resultados, los dientes de un perro deben cepillarse o limpiarse todos los días. Sin embargo, el cepillado puede ser complicado y no todos los perros lo tolerarán, especialmente si no están acostumbrados de la manera correcta desde una edad temprana. Es importante que el perro se acostumbre al proceso poco a poco. Algunos pasos básicos que se deben seguir para introducir a un perro en el cepillado de dientes son:

Consejos para cepillarle los dientes a su perro

  1. El primer paso es acostumbrarlos a que se toquen la boca y los labios.
  2. Una vez que el perro se sienta cómodo con que le toquen la boca y los labios, se puede frotar la pasta dental en los dientes y las encías con un dedo.
  3. Un bastoncillo de algodón puede utilizarse para frotar la pasta de dientes en la boca como una etapa intermedia antes de introducir un cepillo de dientes.
  4. Un cepillo de dientes sólo debe usarse después de que el cachorro tenga todos sus dientes de adulto, ya que antes de esto, su boca puede ser sensible. El cepillo de dientes debe ser apropiado para el tamaño del perro y no debe ser demasiado duro. Como regla general un cepillo de dientes de tamaño adulto puede ser usado para perros grandes y medianos, uno para niños para perros medianos y pequeños y para razas muy pequeñas y de juguete es recomendable usar un cepillo de dientes especialmente diseñado para perros pequeños.
  5. Es importante comenzar con sesiones cortas y aumentar gradualmente el tiempo de cepillado.

Pasta de dientes para perros

Si se utiliza pasta de dientes, es importante utilizar una que se produzca específicamente para los perros, ya que tienden a tragarse la pasta de dientes y las pastas de dientes humanas contienen sustancias químicas, como el flúor, que pueden ser tóxicas si se ingieren grandes cantidades durante un largo período de tiempo. Cualquier veterinario estará encantado de ayudarle a demostrar el proceso si no está seguro de cómo empezar. Si existe el riesgo de ser mordido, no intente cepillarse los dientes.

Enjuagues bucales o geles

Existen numerosos productos diferentes que se venden como limpiadores para la boca de los perros, pero los más efectivos están basados en una sustancia llamada clorhexidina. La clorhexidina actúa matando bacterias y también ayudando a minimizar la acumulación de más placa cuando se usa regularmente. También es un compuesto muy seguro y estable y no causa ningún daño si el perro se lo traga. Los geles o enjuagues bucales se pueden aplicar con un dedo o con un bastoncillo de algodón, frotándolos suavemente sobre las encías o, alternativamente, con una jeringa, aunque ésta es la forma menos eficaz de aplicación.

Para una máxima eficacia es importante que la concentración de clorhexidina en el producto sea la correcta; esta concentración ideal es del 0,12%; y los productos que contengan una concentración mucho menor tendrán una eficacia limitada. Otros ingredientes que pueden encontrarse en los enjuagues bucales y geles para perros y que pueden ser útiles para prevenir la formación de placa son el zinc, que es antibacteriano y la vitamina C (ácido ascórbico).

Dietas Dentales

Existen varias maneras diferentes en las que los alimentos secos para perros comercializados específicamente como dietas dentales pueden ayudar a reducir la acumulación de placa en comparación con otros alimentos secos para perros. Estos van desde el uso de un recubrimiento fibroso en las croquetas, que tiene una acción mecánica, hasta la inclusión de enzimas en los alimentos que actúan contra las bacterias. Sin embargo, es importante examinar las pruebas detrás de una dieta específica para asegurarse de que cualquier afirmación de que se trata de una dieta dental ha demostrado ser eficaz en estudios diseñados adecuadamente.

La Dieta Cruda para Propósitos Dentales

También hay algunos defensores de la dieta de huesos carnosos crudos para la salud dental, sin embargo, estos tipos de dietas tienen otros riesgos asociados con ellos, como bloqueos intestinales, dientes rotos, infecciones del tracto digestivo y riesgo de infección humana debido a las bacterias que pueden estar presentes en las carnes crudas, que en general, superan los beneficios para los dientes y no se recomiendan.

Mordedores de perro

perro mordiendo

La saliva es un mecanismo de protección en la boca que ayuda a preservar los dientes. La masticación en sí misma promueve la producción de saliva, lo cual es beneficioso para la salud bucal. Hay muchos tipos diferentes de masticables disponibles para comprar para perros, pero los que tienen un beneficio específico para la limpieza dental y los estudios que respaldan este tipo de reclamo son mucho menos. Las cosas que pueden afectar la eficacia de una masticación son la forma, la textura y si contiene ingredientes añadidos, como tripolifosfato de sodio y sulfato de zinc, que ayudan a reducir la formación de cálculos.

Otros aditivos, como el aceite de eucalipto y el extracto de té verde pueden ayudar a combatir el mal aliento y se ha demostrado que reducen los niveles de ciertos tipos de bacterias. Lo ideal es que los masticables sean flexibles y flexibles y no tan duros como el esmalte dental en sí. Los que son demasiado duros, como los huesos, las pezuñas y el cuero crudo, que se anuda o se presiona con fuerza, pueden hacer que los dientes se rompan y, en última instancia, causar más daño que bien.

Estilo de vida y dieta saludables

Además de las técnicas mencionadas anteriormente para el cuidado dental, también es importante garantizar que su perro esté sano y tenga una dieta sana y equilibrada para su edad, nivel de actividad y raza, proporcionándole una nutrición óptima.

La clave para una buena higiene dental de los perros

El cuidado de los dientes y la boca de un perro es una parte importante de la propiedad responsable de una mascota y debe ser abordado desde el principio de la vida de un perro. Asegurarse de que se convierta en parte de un régimen regular es clave para que un cachorro o perro se acostumbre a que le toquen la boca y le cepillen los dientes. También se ha demostrado que las técnicas para mantener los dientes limpios son mucho más eficaces cuando se utilizan de forma regular.

Aunque algunos perros pueden ser resistentes a que les cepillen los dientes o a que les apliquen enjuagues bucales, muchos los toleran muy bien. Una introducción suave y gradual de estas técnicas con refuerzos y recompensas positivas es clave para asegurar que el perro no las perciba como una experiencia desagradable.

Existen innumerables productos que afirman ser beneficiosos para la higiene bucal de un perro, pero es importante estudiar la composición de estos productos y los estudios que los respaldan para validar si son realmente eficaces. Recuerde que su veterinario siempre estará encantado de proporcionarle orientación y consejos sobre técnicas y productos si no está seguro.