Billy

Billy

Un perro delgado y bien construido, el Billy es un perro elegante que puede cubrir una gran superficie de tierra en poco tiempo. Tienen una cara delgada, con ojos oscuros y alerta, así como orejas colgantes y una cola delgada y larga. Su pelaje es de color blanco brillante a blanquecino y puede contener marcas amarillas o anaranjadas.

Establecido en el centro de Francia por un criador llamado Monsieur Rivault, el Billy fue criado originalmente para la caza mayor, como el jabalí y el venado. Siempre han sido cazados dentro de manadas, y gracias a su resistencia y velocidad, fueron inicialmente una opción muy popular de perro de caza. Aunque su popularidad ha disminuido con el tiempo, todavía hay algunos cazadores en Francia que emplean perros Billy hoy en día.

Un poco de historia

Con un nombre extraño como ‘Billy’, esta no es una raza que pronto olvidará. El perro Billy no lleva el nombre de un hombre llamado William como se puede sospechar, sino el de un lugar dentro de su Francia natal, llamado Chateau de Billy, donde se cree que fue desarrollado por un criador llamado Monsieur Rivault. La mayoría de los antepasados de los sabuesos aromáticos de los Billy ya están extintos, pero probablemente habrían incluido versiones más antiguas de los Poitevin, los Montemboeuf, los Ceris y los Layre. Se cree ampliamente que todas las razas de las que descienden los Billy eran muy veneradas como cazadores y utilizadas por la nobleza francesa de la época.

Inicialmente, el Billy gozó de popularidad entre las clases altas y fue respetado por su habilidad para cazar ciervos y jabalíes, así como por su atletismo completo y sus agradables características estéticas. En 1886, el estándar de la raza había sido publicado y su capacidad de trabajo y su buen carácter los convirtieron en firmes favoritos dentro de Francia.

Mientras que el Billy era todavía un compañero de caza muy solicitado a principios del siglo XX, el número de sus razas tuvo un impacto dramático durante cada una de las guerras mundiales. De hecho, la raza se vio tan terriblemente afectada que sólo quedaban un puñado de perros Billy al final de la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, en ese momento, el hijo del criador original de Billy – un hombre llamado Anthony Rivault – se encargó de revivir la raza. Para reforzar el número de razas, mezcló varios sabuesos de olor similares, incluyendo el Porcelaine y el Poitevin.

Fuera de Francia, los Billy son relativamente desconocidos y, incluso dentro de su tierra natal, existen principalmente como compañeros de caza más que como mascotas familiares. El UKC reconoció al Billy dentro de su grupo Scent Hound en 1996 y la raza también ha sido aceptada por la FCI, una vez más, dentro de su grupo Scent Hound.

Apariencia

El gran perro Billy debe tener un aspecto fuerte pero elegante, con un cuerpo flexible que permita un movimiento rápido cuando sea necesario. Su cabeza es de tamaño mediano y de huesos finos, con frente circular y hocico largo. Aunque sus labios superiores cubrirán sus labios inferiores, no deben ser pendulares o exagerados. La forma general de su hocico es cuadrada, y aunque se prefiere una mordedura de tijera, el estándar de la raza en realidad acepta perros con una mordedura leve. Su nariz grande puede ser marrón o negra y sus ojos expresivos deben ser oscuros con bordes negros o marrones.

Las orejas medianas del Billy están colocadas bastante altas y se enroscan ligeramente hacia adentro, hacia la punta. Su cuello fuerte puede o no tener una papada de piel y debe fluir bien en sus hombros largos y elegantes. Sus miembros bien musculados dan una apariencia de fuerza y, junto con sus dedos apretados, permiten un paso rápido. El cuerpo de Billy posee un pecho profundo, una espalda ancha y una grupa inclinada con un estiramiento moderado del abdomen. Su larga cola es tan cónica y delgada que casi parece un látigo.

El pelaje corto y grueso del Billy es blanco y puede o no tener marcas amarillas o anaranjadas. El pelo rojo o negro no está permitido dentro del estándar de la raza. Los machos miden entre 60 y 72 cm, mientras que las hembras ligeramente más cortas alcanzan alturas de 58 a 62 cm. La mayoría de los miembros de la raza pesan entre 23 y 32 kg.

Carácter y temperamento

Un perro de trabajo por naturaleza, el Billy ha sido criado por su resistencia, velocidad y valentía. A menudo se utilizan para cazar en manadas, siempre están llenos de energía y ansiosos por trabajar. Pueden concentrarse en el mismo aroma durante horas y horas, persiguiéndolo con pura determinación. Cuando se trabaja junto a un cazador, se puede confiar en que esta raza tiene un temperamento uniforme y agradable. Son conocidos por ser vocales en la cacería, y sus ladridos melodiosos pueden ser un rasgo que desanima a algunos dueños potenciales.

Al interactuar con la gente, el Billy tiende a formar lazos estrechos. Son conocidos por ser gentiles con los niños y pueden hacer mascotas cariñosas y afectuosas en el ambiente adecuado. Curiosamente, aunque se utilizan como perros de carga, pueden tener dificultades para coexistir con otros perros. El principal problema que se observa es la agresión de macho a macho, y una vez que se ha establecido una jerarquía, debe haber pocas discusiones entre los perros. Cualquier mascota más pequeña no será bienvenida, ya que el Billy la verá como presa y se sentirá obligado a perseguirla. Además, esta no es una raza que se escogería rutinariamente para actuar como perro guardián, ya que no son particularmente cautelosos y pueden ser demasiado acogedores cuando llegan nuevos huéspedes.

Potencial de Adiestramiento

Muchos describen al Billy como inteligente, y esto podría ser visto como una bendición o una maldición, dependiendo de cómo se mire. Su inteligencia puede llevar al mal comportamiento e incluso a la desobediencia. Sin embargo, cuando pueda convencerlos de que vale la pena hacer una tarea de capacitación, no tendrán problemas para averiguar qué es lo que usted les está pidiendo que hagan.

Con el entrenador correcto, el Billy tiene el potencial de ser el alumno estrella en la clase de entrenamiento. Si así lo deciden, pueden ser muy receptivos y eclipsarán a muchos otros sabuesos de la fragancia. Su entrenador ideal sería paciente y consistente y estaría dispuesto a formar un vínculo estrecho y duradero con el Billy.

Salud

Displasia de Cadera y Codo

Las afecciones ortopédicas hereditarias, como la displasia de cadera y codo, pueden afectar drásticamente a las capacidades del perro de trabajo y deben ser examinadas en los individuos reproductores antes de que tenga lugar cualquier apareamiento.

Infecciones del oído

Como muchos otros sabuesos, las orejas caídas del Billy lo predisponen a infecciones de oído durante su vida. Un dueño astuto puede notar los primeros signos de una infección: un canal auditivo rojo, acumulación excesiva de cera y mal olor. También pueden notar que su perro parece agitado por la oreja y la está frotando a lo largo del suelo o la está rascando excesivamente.

Además de limpiar el oído, el dueño debe llevar al perro al veterinario, quien podrá examinar el canal auditivo y recetar cualquier medicamento que pueda ser necesario, como antibióticos o analgésicos.

Niveles de ejercicio y actividad

No es de extrañar que este perro inteligente necesite mucho ejercicio y estimulación mental para mantenerlo contento. Dado su tamaño, se benefician de ser mantenidos en una propiedad grande y deben tener acceso a un jardín trasero seguro y expansivo. Además de permitirles tener una cantidad sustancial de acceso al aire libre, deben ser ejercitados durante una o dos horas todos los días. Este ejercicio puede consistir en caza, juegos de olor o trotes y caminatas.

Aunque mantenerlos activos contribuirá en gran medida a mantenerlos contentos, los propietarios no deben descuidar su bienestar mental. A estos perros realmente les gusta que se les asignen tareas y rompecabezas para que las completen y tengan la sensación de que están logrando resultados satisfactorios.

Aseo personal

Con un abrigo tan corto y ajustado, el Billy apenas necesita ayuda para el mantenimiento de su piel. Un cepillo cada semana más o menos ayudará a eliminar la piel muerta y el barro seco. Este no es un perro que requiera visitas regulares a la sala de cachorros, ni siquiera baños regulares, ya que se mantienen naturalmente muy limpios.

Los propietarios deben asegurarse de que se mantengan encima del cuidado de los oídos de su Billy, ya que el descuido de los oídos puede llevar a infecciones crónicas y dolorosas que se vuelven difíciles de resolver. Limpiando la cera de los canales cada una o dos semanas, y revisándolos tan a menudo como sea posible, la mayoría de las infecciones pueden ser prevenidas.

Perros Billy famosos

Utilizados principalmente como perros de caza en Francia, no hay perros Billy famosos.

Cruces de razas

Aunque no hay cruces de Billy bien establecidos, se cree que fueron una de las principales razas que contribuyeron a los genes del perro de caza Grand Anglo-Français Blanc et Orange.