Boerboel

boerboel

La palabra ‘Boerboel’ es un término afrikáans que significa ‘perro del granjero’. El nombre refleja cómo fue criado en el siglo XVII en Sudáfrica para proteger a las granjas de temibles depredadores, como leones, leopardos y hienas.

Si el Boerboel fuera un vehículo, sería un tanque: Construido para la potencia en lugar de la velocidad y un asesoramiento formidable. Este perro masivo se convierte en un perro guardián intimidante, seguro de sí mismo, seguro de sí mismo y preparado para enfrentarse a cualquiera que invada su territorio. Pero el otro lado del Boerboel es que también es un gigante gentil con aquellos a los que da la bienvenida en su manada. Esto lo convierte en un perro sorprendentemente cariñoso con los niños, aunque con algunas condiciones.

Por ejemplo, el tamaño y la potencia del Boerboel significa que la buena socialización en el cachorro es esencial. Necesita ser criado con una amplia experiencia en personas y situaciones, ya que un Boerboel ansioso o temeroso sería excepcionalmente peligroso. También necesita un adiestrador experimentado y hábil que conozca bien los métodos de capacitación basados en recompensas. Cualquiera que intente controlar el Boerboel usando fuerza bruta va a perder.

Un poco de Historia

Conocida también como el Mastín Sudafricano, el Borbull o el Bole, la raza Boerboel tiene sus raíces en perros traídos a Sudáfrica por colonos holandeses en el siglo XVII. Estos perros fueron criados con perros sudafricanos nativos, y también con Bulldogs y Bullmastiffs traídos por los británicos, para producir una variedad de perro de granja particularmente dura.

Aquellos primeros Boerboels experimentaron un tipo de proceso de “selección natural”, en el que sólo los perros más fuertes sobrevivieron a las peleas con la vida silvestre nativa de Sudáfrica, como los grandes felinos y las hienas. Además de proteger las granjas, el Boerboel también fue reclutado como perro guardián para proteger las minas de diamantes de Da Beers. Originalmente desarrollado como una raza de trabajo, en la primera mitad del siglo XX, combinado con la urbanización progresiva, la necesidad de un perro guardián tan intimidante. Con la caída de la popularidad, su número disminuyó y, sin que se tomaran medidas positivas para mantener la pureza de la raza, un perro de raza pura Boerboel se convirtió en algo raro.

En la década de 1980, conscientes de la situación de la raza, los entusiastas revivieron y preservaron el Boerboel. Aún considerada una rareza entre las razas de perros, sigue siendo más conocida en su Sudáfrica natal.

Apariencia

El Boerboel es un perro robusto y poderoso que se puede resumir en la palabra:’masivo’. Los pesos de alrededor de 200 libras (90 kg) son comunes, lo que significa que su peso es comparable al de un gran danés, pero contenido en un marco más corto y más grueso. Dicho esto, también tiene fama de ser el más ágil de las razas de mastín.

El Boerboel tiene un pelaje corto que consiste en pelos exteriores densos y un subpelo suave. El color más común del manto es el leonado con una máscara negra alrededor de los ojos, la boca y la nariz. Otros colores de pelaje incluyen el negro, atigrado, marrón, cervato o rojo. Un poco de blanco en el pelaje es aceptable, pero debe constituir menos del 30% del pelaje total y debe limitarse en gran medida a la cara, el cuello y las patas.

Carácter y temperamento

El Boerboel es un perro con un propósito en la vida: ¡Guardia! No es un perro que sea bueno con los extraños u otros perros, y de hecho es muy protector en consonancia con el papel de perro guardián. Dicho esto, a menudo es de buen carácter y cariñoso con los que conoce bien, como los niños y su familia.

El Boerboel requiere ejercicio regular y esfuerzo mental, o se arriesga a aburrirse. Las consecuencias incluyen masticar y tirar de la correa, lo que para un perro tan masivo supone un gran dolor de cabeza para todos.

Potencial de Adiestramiento

boerboel masticando

El Boerboel es inteligente, pero al igual que muchos perros de origen laboral, piensa de forma independiente y le gusta resolver las cosas por sí mismo. Puede inclinarse a ser mandón, lo que requiere un manejo hábil para reforzar los límites aceptables, pero sin que el manipulador recurra a la dominación física.

Nunca es apropiado intimidar a un perro para que se someta, pero aún más para el Boerboel, dada su fuerza superior. En cambio, necesita un entrenador bien informado que sepa cómo motivar al perro a complacer. Cuando el perro es enseñado usando los métodos correctos, estará dispuesto y obediente.

Salud

El Boerboel fue criado para luchar contra algunos de los depredadores más feroces del planeta. Cuando su trabajo diario significaba enfrentarse a leones y leopardos es evidente ver cómo sólo los ejemplares más sanos sobrevivieron para producir la siguiente generación. Por lo tanto, el Boerboel está en la feliz posición de estar relativamente libre de problemas de salud.

A continuación se enumeran los problemas más frecuentes con los que se enfrenta la raza:

Torsión gástrica

Es una afección potencialmente mortal causada por el estómago que se distiende con gas y luego se da la vuelta sobre sí mismo. También conocido como síndrome de dilatación vólvulo-gástrico (DVG), esto causa choque, perturbaciones electrolíticas severas, toxemia, colapso circulatorio y, en última instancia, la muerte. El tratamiento es más efectivo cuando se instaura temprano, e implica una terapia agresiva con fluidos intravenosos y la corrección quirúrgica de la posición retorcida del estómago.

El DVG es siempre un riesgo para las razas de pecho profundo, como el Boerboel, el Gran Danés, el Pastor Alemán, el Doberman y el Labrador. Los factores de riesgo incluyen una dieta seca alta en granos y ejercicio después de comer. Por lo tanto, el sabio dueño de Boerboel alimenta una dieta húmeda y rica en carne y espera al menos 90 minutos después de cada comida antes de pasear a su perro.

Espondilopatía cervical

También conocido como Síndrome de Wobbler, la espondilopatía cervical se refiere al estrechamiento físico del canal espinal en el cuello, que produce presión sobre la médula espinal y sus raíces nerviosas. Típicamente, esto afecta a la forma de andar del perro, causando a menudo un peculiar movimiento de paso de ganso con las patas delanteras y la flacidez de las patas traseras.

La espondilopatía cervical es más común en perros de razas grandes, como el Gran Danés o el Mastín, lo que hace más probable que el Boerboel adquiriera este rasgo para los antepasados lejanos.

Epilepsia juvenil

La epilepsia se refiere a convulsiones o ataques para los cuales no se encuentra ninguna causa física o metabólica. Desafortunadamente, la epilepsia se asocia a menudo con perros de hasta seis meses de edad, lo cual es angustiante tanto para el perro como para el dueño.

Dada la temprana edad al inicio, es aconsejable realizar un examen exhaustivo para descartar problemas que se asemejan a la epilepsia, pero que sí tienen un tratamiento o cura específicos. Una vez confirmada la epilepsia, dependiendo de la gravedad y frecuencia de los ataques, se puede prescribir un medicamento anticonvulsivo.

Displasia del codo

La displasia del codo se refiere a un problema anatómico con la forma en que la articulación del codo se articula. Sin una articulación perfectamente adaptada, cada vez que el perro da un paso, esto causa inflamación del revestimiento de la articulación y dolor. Desafortunadamente, esta es una condición que también ocurre en perros jóvenes, causando cojera e incomodidad.

Los síntomas pueden variar de leves a incapacitantes, y el tratamiento varía desde el ejercicio medido y el alivio del dolor, hasta la cirugía radical de las articulaciones.

Niveles de ejercicio y actividad

Es esencial dar al Boerboel suficiente ejercicio físico y mental. Este último debe tomar la forma de caminatas regulares, varias veces al día. Su físico está hecho para la protección y la resistencia, más que para el atletismo y la velocidad, y esto debe reflejarse en un ejercicio constante y sostenido.

El volumen del Boerboel significa que no es apto para vivir en un espacio confinado, como un apartamento, e incluso cuando se vive en una casa con un amplio jardín, se requieren paseos regulares.

La estimulación mental también es vital para prevenir el aburrimiento. El Boerboel disfrutará del desafío de las comidas presentadas en puzzles o incluso de algo tan simple como esparcir croquetas en la hierba para que tenga que olerlas para comer. Además, el entrenamiento de obediencia usando métodos basados en recompensas proporciona una gran salida para que el perro piense y resuelva los problemas, para construir tanto la confianza en sí mismo como el autocontrol.

Aseo personal

El Boerboel de pelo corto es un perro de bajo mantenimiento en cuanto al aseo. No necesita aseo profesional, con un cepillado semanal y un baño mensual generalmente es todo lo que se necesita para mantener su abrigo en buenas condiciones de salud y estar al tanto de la pérdida de pelo.

Famosos Boerboels

Estos impresionantes perros son animales de trabajo y su heroísmo tiende a pasar desapercibido, excepto por las familias que protegen. Si usted ha caído incluso un poco bajo el hechizo de estos perros tan grandes, entonces una manera segura de darle la bienvenida a uno en su vida es siguiendo #Boerboel en Instagram.

Cruces de razas

Dada la severa disminución en el número de ejemplares durante el siglo XX, el objetivo principal ha sido mantener la pureza de la raza, en lugar de cruzarla para formar híbridos. Sin embargo, se han producido algunos cruces con el fin de producir colores de capa específicos. Esto incluye la cría del Boerboel con Labradores negros o Mastín Italiano negro, para producir cachorros con un pelaje predominantemente negro.