Bull Terrier

pareja de bull terriers

Los Bull Terriers y los Bull Terriers en miniatura son perros divertidos, juguetones y con un carácter encantador que son muy leales a sus dueños. La diferencia entre las dos variedades es únicamente su calibre. El Bull Terrier fue criado originalmente como un perro de pelea, pero no busca problemas y a pesar de ello la raza moderna tiene una buena naturaleza. Tienen un aspecto fuerte y musculoso y son perros poderosos con un característico cráneo en forma de «huevo». Tienen un pelaje corto y plano, que es denso y requiere poca atención.

El Bull Terrier es una raza amigable pero puede tener una racha obstinada y traviesa. Esto significa que la formación y la socialización coherentes desde una edad temprana son especialmente importantes. A pesar de su independencia mental, son razonablemente inteligentes y aprenden rápidamente cuando les conviene. Normalmente se llevan bien con otros perros y mascotas y disfrutan jugando con los niños. La raza puede sufrir de algunos problemas de salud, por lo que es importante seleccionar una línea familiar sana.

Un poco de Historia

Los Bull Terriers son perros de tamaño mediano, originarios de Inglaterra. La raza se formó al cruzar Bulldogs con White English Terriers en el siglo XIX. Se cree que más tarde se utilizaron otras razas como el Border Collie y el Dalmatian para alargar la cabeza y el hocico. El Bull Terrier temprano se utilizó originalmente para peleas de perros y otros deportes de sangre, así como para atrapar bichos. Como la capacidad de trabajo era mucho más importante de lo que parece para estos propósitos, había poco control sobre el estándar de la raza e inicialmente cualquier raza de bulldog cruzada con un terrier podría ser clasificada como un Bull Terrier.

A mediados de 1800, un criador, llamado James Hinks, comenzó a trabajar para crear un aspecto más uniforme para la raza, aunque la forma distintiva de la cabeza del Bull Terrier actual llegó más tarde. Estos Bull Terriers más estandarizados fueron criados predominantemente seleccionando una coloración blanca. Sin embargo, a principios del siglo XX se introdujeron otras razas de color, como el Staffordshire Bull Terrier, ya que la sordera asociada al color se había convertido en un problema generalizado, y los Bull Terriers de color se hicieron más comunes a partir de ese momento. Aunque los Bull Terriers son más que capaces de luchar si lo necesitan, han sido criados para ser sociables y no buscan problemas.

A mediados del siglo XX, los criadores comenzaron a cruzar Bull Terriers más pequeños y el Bull Terrier Miniatura comenzó a ser reconocido como una raza propia. Hoy en día ambos tipos de Bull Terrier se mantienen principalmente como perros de compañía.

Apariencia

Los mismos colores y marcas son aceptados para el registro por el Kennel Club tanto para el Bull Terrier como para el Bull Terrier Miniatura. Estos incluyen

  • Negro Atigrado
  • Negro atigrado y Blanco
  • Atigrado
  • Atigrado y Blanco
  • Leonado
  • Leonado y Blanco
  • Rojo
  • Rojo y Blanco
  • Tricolor
  • Blanco

Hay diferentes marcas que son aceptables con la coloración blanca:

  • Marcas negras en la cabeza
  • Marcas negras
  • Marcas de la cabeza del husillo
  • Marcas de husillo
  • Marcas de la cabeza de cervato
  • Marcas de cervato
  • Marcas rojas en la cabeza
  • Marcas rojas
  • Marcas de cabeza tricolores
  • Marcas tricolores

El Bull Terrier y el Bull Terrier en miniatura tienen un aspecto fuerte y musculoso. La diferencia entre ambos se basa exclusivamente en su tamaño. Para el Bull Terrier, no hay límites máximos de altura o peso, pero deben dar la impresión de tener sustancia para su tamaño. La profundidad del pecho debe ser aproximadamente la misma que la longitud de las patas delanteras. El Bull Terrier Miniatura no debe medir más de 35,5 cm a la cruz y, al igual que en el Bull Terrier, no hay límite de peso, aunque los perros deben parecer tener una sustancia considerable en proporción a su tamaño.

Ambos tipos de Bull Terrier deben tener un cuello musculoso y arqueado, que es bastante largo, con hombros igualmente fuertes, anchos e inclinados. Los codos deben ser potentes y mantenerse rectos por encima de las patas delanteras, que son sólidas con una buena cantidad de hueso. El Bull Terrier debe tener un cuerpo redondo y una línea superior corta, con un ligero arco sobre los lomos. El pecho debe ser ancho y debe haber una curva clara desde las costillas hasta el abdomen. Las patas traseras deben estar rectas y paralelas, con mucha musculatura y pies fuertes. La cola debe ser de implantación baja y llevada horizontalmente.

El Bull Terrier y el Bull Terrier Miniatura tienen una forma de cabeza distintiva con un hocico largo y profundo, descrito como «en forma de huevo» cuando se mira de frente. Esto significa que no debe haber paradas ni hendiduras mientras el cráneo se curva gradualmente desde la base hasta la punta de la nariz. La mandíbula debe ser profunda y poderosa, con una boca llena de dientes fuertes y limpios y una mordida de tijera. Los ojos son relativamente pequeños y estrechos, colocados en diagonal. Deben ser de color oscuro. Las orejas se mantienen erguidas y son pequeñas y delgadas.

Los Bull Terriers deben moverse libremente, cubriendo fácilmente el terreno, dando la impresión de un aire «alegre». La cabeza debe ser llevada en alto y la línea superior debe permanecer nivelada, mientras que las patas traseras deben proporcionar potencia e impulso a la marcha.

Carácter y temperamento

Los Bull Terriers son valientes y divertidos, pero generalmente pacíficos, y a pesar de sus orígenes, suelen ser encantadores y normalmente no buscan problemas. También muestran algunas características más típicas del terrier y son leales y pueden ser independientes y tercos, por lo que necesitan un manejo firme y consistente. Esto significa que no son ideales para los dueños de perros por primera vez.
A pesar de su naturaleza a veces obstinada, son muy amigables y de buen carácter y confiables con los niños y las personas en general. Por lo general se llevan bien con otros perros y mascotas, especialmente si se socializan desde una edad temprana y no suelen sufrir de ansiedad por la separación. Su naturaleza amigable significa que no son usados frecuentemente como perros guardianes, pero su apariencia física puede ser imponente.

Potencial de Adiestramiento

bull terrier

El Bull Terrier es inteligente, pero su naturaleza independiente y a veces obstinada y traviesa puede significar que no son los más fáciles de entrenar. Un régimen de entrenamiento consistente con mucha paciencia desde una edad temprana junto con la socialización del cachorro es importante para asegurar un buen comportamiento.
A pesar de su potencial para una racha obstinada, el entrenamiento en el hogar no es normalmente un problema y por lo general son rápidos para entrenar la buena memoria, especialmente cuando el refuerzo positivo se utiliza para el buen comportamiento. Los Bull Terriers suelen ser perros sociables, pero como con todos los cachorros, la socialización temprana es importante para evitar problemas de comportamiento más adelante.

Salud

El Bull Terrier y el Bull Terrier en miniatura tienen una vida útil prevista de entre 10 y 12 años, pero no es raro que vivan más tiempo. Tanto el Bull Terrier como el Bull Terrier Miniatura están clasificados como razas de Categoría 2 por el Kennel Club, donde un punto específico de preocupación son los dientes caninos inferiores mal colocados. El Bull Terrier Breed Club recomienda probar ambas razas para dos grupos de condiciones:

Condiciones del corazón

Ambos tipos de Bull Terriers parecen ser susceptibles a condiciones que afectan las válvulas del corazón. Estos incluyen la enfermedad de la válvula mitral y la estenosis aórtica, que afectan el flujo sanguíneo en el corazón. La presencia de estas condiciones usualmente puede ser detectada por un veterinario auscultando el corazón con un estetoscopio, pero también se puede realizar un Electrocardiograma (ECG) y un ultrasonido para obtener resultados más precisos.

Los perros deben ser examinados cuando tienen un año de edad y luego cada dos años para asegurarse de que están libres de soplos. Si hay murmullos, no se deben utilizar perros para la cría.

Condiciones renales

Las dos enfermedades renales que pueden afectar a los Bull Terriers son:

  1. Nefritis Hereditaria Bull Terrier: Esta enfermedad afecta la capacidad de los riñones para funcionar eficazmente y filtrar la sangre. A medida que la función renal se deteriora, comienza a ocurrir la insuficiencia renal. Los perros deben ser examinados a partir de la edad de un año utilizando un análisis de orina. Los perros afectados no deben ser criados a partir de.
  2. Enfermedad renal poliquística: Esta afección provoca la formación de quistes en los riñones. Éstos generalmente ocurren en ambos riñones y hay opciones limitadas para el tratamiento. Con el tiempo se hacen más grandes y causan una reducción en la función renal, y esto puede eventualmente resultar en insuficiencia renal. Se debe realizar un examen de ultrasonido a los perros de más de un año de edad para asegurarse de que están libres de la enfermedad. Se trata de una transmisión genética, por lo que los perros afectados no deben ser utilizados para la cría.

Esquema ocular

Luxación de la lente primaria (LLP)

Este es un problema en el que el lente de uno o ambos ojos se mueve y puede desplazarse en relación con su posición correcta. Si no se detecta, esto puede provocar glaucoma secundario y ceguera posterior. Si se hace un diagnóstico temprano, la afección se puede tratar y se pueden prevenir los efectos secundarios. Una prueba de ADN está disponible para esta condición y la prueba es obligatoria para los criadores asegurados del Kennel Club.

Otros problemas de salud

Además, las razas pueden sufrir los siguientes problemas de salud:

Sordera

La sordera se asocia más comúnmente con los perros blancos, aunque algunos perros de color también pueden verse afectados. El test de BAER (Brainstem Auditory Evoked Response) es una forma fiable de determinar si un perro es sordo, ya que no siempre es evidente en un entorno normal. La prueba se puede realizar en cachorros de más de 5 semanas de edad y sólo es necesario realizarla una vez.

Problemas de la piel y alergias

Los Bull Terriers parecen tener una alta incidencia de problemas de piel y alergias, que pueden causar molestias e irritación, pérdida de cabello y engrosamiento de la piel. Esto es causado por una reacción exagerada del sistema inmunológico a alérgenos específicos en su ambiente.

Si no se tratan, estas áreas irritadas pueden infectarse. Actualmente no existen pruebas disponibles para identificar a los perros portadores de esta enfermedad, pero si un perro está obviamente afectado, no debe ser utilizado para la cría.

Luxación rotuliana

Esta es una condición que afecta el equivalente a la rótula en los perros. La rótula se encuentra en una articulación de la pata trasera llamado el ligamento cruzado y puede dislocarse, lo cual causa dolor y molestias. La gravedad de la luxación rotuliana puede variar y puede afectar a una o ambas piernas. En casos más graves, puede ser necesaria la cirugía para corregir el problema.

Niveles de ejercicio y actividad

Los Bull Terriers son una raza de energía media y requieren de una hora a una hora y media de caminata al día. Idealmente, una parte de este tiempo debería dedicarse a estar fuera del plomo, aunque esto no es esencial y una caminata más larga con el plomo servirá. Los Bull Terriers en miniatura pueden estar contentos con un poco menos de ejercicio debido a su menor tamaño. A pesar de que, idealmente, se debería pasar algún tiempo fuera de la pista, los Bull Terriers pueden adaptarse bien a un entorno urbano, especialmente porque son una raza amigable y sociable que se lleva bien con la gente.

Aseo personal

Las razas de Bull Terrier tienen un pelaje corto, brillante y denso, que es plano y se asienta cerca del cuerpo con una sensación de dureza al tacto. Es muy fácil de cuidar y no requiere ningún tipo de cuidado especializado. Un cepillado mínimo, sobre todo para evitar que la casa se caiga, es más que suficiente para mantenerla en buenas condiciones.

Bull Terriers Famosos

Hay muchos Bull Terriers famosos en la cultura popular, algunos de los ejemplos más conocidos incluyen:

  • Spuds Mackenzie, el perro de los comerciales de cerveza de Budweiser en la década de 1980.
  • Bullseye, de la película, Oliver Twist
  • Fritz, el Bull Terrier encontrado en libros escritos por Chris Van Allsburg
  • Scud de la película, Toy Story
  • Togo, el perro de los libros de Nancy Drew
  • P.B. de la película, Babe: Pig in the City
  • Grimm del cómic, Mother Goose y Grimm
  • Bodger del libro y la película, The Incredible Journey.
  • Sparky de las dos versiones de las películas de Frankenweenie
  • Willie de la película, Patton

Cruces de razas

Algunos de los cruces más populares de Bull Terrier incluyen:

  • Bulldog Terrier – Cruce entre un Bull Terrier y un Bulldog Americano
  • Rottbull – Cruce entre un Bull Terrier y un Rottweiler
  • Aussietare – Cruce entre un Bull Terrier y un pastor australiano
  • Bull Chow Terrier – Cruce entre un Bull Terrier y un Chow Chow Chow
  • Bullhuahua Terrier – Cruce entre un Bull Terrier y un Chihuahua
  • Bully Jack Terrier – Cruce entre un Bull Terrier y un Jack Russell Terrier
  • Dogue Brasileiro – Cruce entre un Bull Terrier y un Boxer
  • Bulldog Inglés Terrier – Cruce entre un Bull Terrier y un Bulldog Inglés
  • Bull Terrier Francés Miniatura – Cruce entre un Bull Terrier y un Bulldog Francés