Glen of Imaal Terrier

Glen of Imaal Terrier

El Glen of Imaal Terrier, conocido como Glens por sus fans, es a menudo considerado como un perro grande en el cuerpo de un perro pequeño. Son conocidos por su lealtad y su actitud intrépida ante los grandes desafíos. Mientras que su actitud tenaz puede ser una gran característica, podría causarles problemas si un perro más grande se peleara con ellos. Tal vez todavía se ven a sí mismos como los Loberos Irlandeses que sin duda jugaron un papel en el desarrollo de la raza. La raza era originalmente un perro de granja completo, que podía convertir su pata en una variedad de tareas diferentes. Una de sus principales tareas era el control de plagas y la caza, lo que les dejaba con un fuerte impulso de presa. Esta característica hace que sean incómodos para los animales más pequeños e incluso para los gatos.

Son buenos perros de familia que son más tolerantes con los niños que otras razas de terrier. Su actitud tranquila, su actitud relajada y su adorable comportamiento sentado hacen que sus dueños se enamoren rápidamente de ellos. Aunque son perros enérgicos, no son amigos del ejercicio y una caminata corta y enérgica es suficiente para mantenerlos contentos y en buena salud. Esto, junto con su tamaño más pequeño, los hace aptos para la vida en apartamentos, a pesar de estar muy lejos de sus remotos y rústicos orígenes en Irlanda. Lo que es más, su abrigo se desprende sólo ligeramente, por lo que sus necesidades de aseo son mínimas.

Un poco de Historia

Glen of Imaal es un valle remoto en las Montañas Wicklow de Irlanda. No se sabe mucho sobre la historia de cómo este tranquilo valle desarrolló su propia raza de terrier. Algunos dicen que los terriers son los descendientes de los perros traídos por los mercenarios franceses y de Hesse. Fueron enviados por la Reina Isabel I para reprimir una rebelión irlandesa. Como a la Corona le faltaban fondos en ese momento, a los soldados se les pagaba en tierra en lugar de dinero, y se instalaban en la cañada junto con sus perros. Esto podría relacionarse con la mención de un perro de caza que lleva el nombre de Glen of Imaal en «The Noble Art of Venerie and Hunting», escrito en 1575 por George Turbeville. La apariencia lanuda del Glen of Imaal Terrier se atribuye a menudo a su descendencia del Wolfhound irlandés, específicamente del Wolfhound irlandés del Marqués de Huntly. El marqués comandó un grupo de montañeses a la entrada de la cañada en 1798. Su misión era evitar que un rebelde irlandés, Michael Dwyer, escapara. La misión del Wolfhound del Marqués era deambular por el Glen, apareándose con tantos sabuesos y terriers locales como fuera posible, resultando en la aparición del actual Glen of Imaal Terrier.

El propósito original del Glen of Imaal Terrier también se ha perdido junto con su historia. Como muchos otros terriers, y como sugiere su inclusión en «The Noble Art of Venerie and Hunting», probablemente fueron utilizados como perros de caza. Habrían sido enviados después de una variedad de mamíferos más pequeños, como ratas, zorros, tejones y tal vez nutrias. Es posible que se utilizaran como un perro de granja de uso general que mataría bichos, pastorearía ganado y proporcionaría compañía. También se ha sugerido que se usaban para tareas domésticas como voltear la carne que se cocinaba sobre un fuego o batir mantequilla.

Sean cuales sean los orígenes de la raza, fueron reconocidos por primera vez como una raza distinta por el Irish Kennel Club en 1934. A pesar de este reconocimiento, el Terrier Glen of Imaal casi se extinguió, pero fue revivido por un grupo dedicado de criadores locales. Siguen siendo una raza rara de terrier y es considerada una raza vulnerable por el Kennel Club del Reino Unido, ya que se registran menos de 300 cachorros por año.

Apariencia

El Glen of Imaal Terrier es una raza de enanos acondroplásticos, lo que resulta en perros con patas cortas y cuerpos más largos. Su relación longitud/altura es de aproximadamente 5:3. A pesar de su enanismo, no son perros pequeños. Los machos alcanzan una altura adulta de 30-36 cm y pesan 16 kg. Las hembras son ligeramente más cortas y livianas, pero no hay rangos específicos en los estándares de la raza.

Los Glen of Imaal Terrier tienen cabezas grandes en proporción a su cuerpo. Sus orejas pinchan hacia arriba, aunque la parte superior suele estar doblada hacia abajo. Sus patas son cortas y pueden estar ligeramente arqueadas, lo que les da un aspecto fornido. En general, son perros robustos y musculosos. Su pelaje cambia sobre su cuerpo. Los flancos, la cabeza y las piernas están cubiertos con un subpelo suave, mientras que la espalda tiene un subpelo suave y un sobretodo alveolado. Aunque hay alguna variación en los colores y combinaciones de colores, la mayoría son de color trigo o azules.

Carácter y temperamento

Los Glen of Imaal Terrier son pequeños perros enérgicos y decididos, sin embargo, a menudo se piensa que son más tranquilos y más indulgentes que otras razas de terriers. Mientras disfrutan del ejercicio, no son muy nerviosos y estarán felices de acurrucarse cerca de su dueño y disfrutar de una tarde relajante. Otros terriers son conocidos por ser vocales y ladrar a la menor provocación. Los Glen of Imaal Terrier son menos vocales que sus contrapartes, ¡pero esto no los convierte en perros tranquilos! Son perros guardianes efectivos que ladrarán si piensan que algo sospechoso está pasando.

Los Glens son una raza muy leal que disfruta de la compañía de personas desde adultos hasta niños. Aunque son más indulgentes que otros terriers, no toleran demasiada manipulación. Su fuerte impulso de presa los hace imposibles de mantener con otras especies, incluso con gatos. Aunque generalmente se llevan bien con otros perros, algunos individuos tienen una tendencia a mostrar agresividad cuando se les provoca. Son una raza sin miedo, así que no tienen ningún problema en pelear con perros más grandes.

Los Glen of Imaal Terrier tienen una forma interesante de sentarse, a veces llamada «Glen sit». Se sientan en sus patas traseras y sostienen sus cuerpos verticalmente. Una búsqueda rápida en su motor de búsqueda favorito de Internet revelará muchas fotos de este comportamiento poco común!

Potencial de Adiestramiento

Los Glens son perros inteligentes y aptos para el adiestramiento. Sin embargo, su inteligencia viene con una vena obstinada. Reaccionarán mal al entrenamiento con las manos pesadas, por lo que una mano suave con mucho refuerzo positivo es especialmente importante. Las sesiones de entrenamiento deben ser lo más interesantes posible, ya que de lo contrario tienden a aburrirse y, debido a su potencial de agresión canina, la socialización es esencial para esta raza. Una vez que sus vacunas estén actualizadas, se les debe presentar a tantos perros y personas como sea posible para que aprendan a responder apropiadamente a los extraños. Si está buscando una actividad para mantenerlos ocupados, a los Glen of Imaal Terrier les va particularmente bien en el entrenamiento de agilidad.

Salud

Glens es una raza generalmente sana con una esperanza de vida de entre 12 y 15 años. A pesar de su enanismo acondroplástico, no sufren de los problemas de espalda que afectan a otras razas. Sólo una condición es preocupante en esta raza:

Atrofia Progresiva de Retina (APR)

La APR es una condición que causa la pérdida gradual de la visión que culmina en la ceguera. Los síntomas tienden a comenzar alrededor de los cinco años de edad. El primer síntoma suele ser la reducción de la visión nocturna o con luz tenue. La enfermedad progresa rápidamente y la ceguera total puede ocurrir en el plazo de un año a partir de los primeros síntomas. No existe cura para esta afección. Sin embargo, dado que se hereda de forma predecible, ahora se dispone de una prueba genética para garantizar que las camadas de los cachorros estén libres de la enfermedad. Asegúrese de que su criador esté registrado y haya realizado pruebas a los padres para evitar que los cachorros se vean afectados.

Niveles de ejercicio y actividad

Aunque los Glens son perros enérgicos, también disfrutan relajándose. Mientras que ellos harían felizmente mucho más, una caminata enérgica de 30 minutos los mantendrá en forma y en buena salud. Si usted está planeando dar un acceso sin restricciones a su jardín, tenga en cuenta que una de sus actividades favoritas es cavar. Si te gustan tus parterres, asegúrate de que sepan dónde pueden y dónde no pueden satisfacer sus instintos.

Su fuerte estructura frontal, junto con el enanismo, los hace susceptibles a las lesiones de la placa de crecimiento. A la mayoría de los propietarios se les aconseja que limiten las actividades que podrían ejercer una presión excesiva sobre las patas delanteras, como saltar desde alturas, durante el primer año de vida.

Aseo personal

Los Glens son una raza de bajo mantenimiento cuando se trata de aseo. No pierden mucho pelo, por lo que el cepillado puede limitarse a una vez a la semana. Son una raza con una apariencia rústica, por lo que el aseo no es tan intensivo como en otras razas. Se utilizan varios estilos de clip para mostrar, pero también se puede dejar el abrigo tal como está. Usted debe mantener un ojo en sus uñas para asegurarse de que no se alarguen demasiado, especialmente si su Glen no camina sobre superficies duras que pueden desgastarlas.

Glen of Imaal Terrier Famosos

A pesar de su breve mención en la literatura del siglo XVI, el Terrier de Glen of Imaal estaba demasiado ocupado atrapando ratas y convirtiendo salivazos para encontrar fama.

Cruces de razas

Como raza rara, no ha sido utilizado para producir cruces.