Labrador Husky

labrador husky

El Labrador Husky es un perro tipo Spitz que fue desarrollado en Canadá como perro de trineo y de compañía, pero se desconoce su origen exacto. Aunque su nombre sugiere un cruce entre un Labrador Retriever y un Siberian Husky, este perro es una raza distinta y poco común y es similar a otros perros de trineo de la familia Spitz.

Debido a su cría como perro de trabajo en las regiones más septentrionales de Norteamérica, los Labradores Huskies son perros inteligentes, amigables y seguros que requieren ejercicio y compromiso mental para prevenir el aburrimiento. Se despojan copiosa y continuamente, lo cual debe ser considerado antes de dar la bienvenida a esta raza en el hogar. Estos perros tienen una vida moderada de 10 a 13 años.

Un poco de Historia

Para comprender mejor la historia del Labrador Husky, es necesario explicar a las personas con las que viven y sirven estos perros. El pueblo Thule Inuit se desarrolló a lo largo de la costa de Alaska en algún momento después del año 200 a.C. Estas personas emigraron hacia el este a través de Canadá, junto con sus perros, y ocuparon la región de Labrador en el año 1300 d.C. El pueblo Dorset habitó originalmente esta región, pero debido en parte a su falta de uso canino para viajar, cazar, y compañía, fueron conducidos a la extinción por los Inuit. Los Inuit trajeron perros Husky con ellos (probablemente similares a los Siberian Husky y el Malamute de Alaska), y con el tiempo, criaron estos perros con lobos para mejorar su fuerza y resistencia. A medida que estos pueblos se convirtieron en indígenas de la región del Labrador, esta raza se desarrolló independientemente de los perros Spitz antes mencionados, y se volvió distinta.

Los Labrador Huskies fueron (y todavía lo son en algunas áreas) usados para el transporte como perros de trineo. Antes de la llegada de la moto de nieve, los trineos eran el único medio de transporte viable a través de grandes extensiones de tierra. Los perros contribuyeron al éxito de la caza del pueblo inuit, permitiéndoles viajar más lejos y cazar en una zona geográfica más amplia. Además, los perros ayudaron a mantener calientes a sus compañeros humanos en los campamentos. Después de la invención de la moto de nieve, estos perros no eran necesarios como perros de trineo, excepto en las carreras de trineo, sino que han sido utilizados como compañeros y como perros de búsqueda y rescate. Además, debido a su inteligencia, también han sido utilizados en la detección de bombas o narcóticos.

Apariencia

Los perros Labrador Husky son grandes, sólidos y fuertes. Son construidos como otros perros tipo Spitz, y tienen un hocico largo y una cabeza redonda. La cabeza y la cara recuerdan a su ascendencia de lobo. Los ojos son ovalados y juntos, y las orejas son relativamente pequeñas, triangulares, pinchadas y colocadas en lo alto de la cabeza. El hocico es marcadamente estrecho, dando a estos perros una apariencia de lobo.

Los Huskies de Labrador tienen un cuello de longitud media, la espalda recta, y las piernas largas y rectas que son fuertes y poderosas. Los pies están palmeados, lo que ayuda con los viajes en la nieve. El pecho es ancho y profundo para acomodar la capacidad pulmonar necesaria para el trabajo de resistencia. El pecho lleva a una abdominoplastia notable. La cola está parcialmente enrollada sobre el lomo, similar a la de otros perros Spitz, y está cubierta con el mismo pelaje denso que el resto del cuerpo. Los Labradores Huskies tienen una capa doble y gruesa que ayuda con el calor durante las actividades al aire libre en los fríos y largos inviernos del Labrador.

Estos perros varían en tamaño de 51 a 71 cm de altura y de 27 a 45 kg de peso. Los machos y las hembras son similares en tamaño y apariencia. Los colores del manto van desde el negro y el blanco sólido hasta el blanco y el negro combinados con el rojo o el gris. Estos perros son fuertes corredores, y parecen moverse con poco esfuerzo a través de la nieve. No hay estándares oficiales de raza, ya que estas magníficas criaturas no son reconocidas por ninguno de los principales clubes de perreras – probablemente debido a su escasez, aislamiento relativo y variedad individual.

Carácter y temperamento

Los labradores Huskies fueron criados para soportar en un clima frío, lo que ofrece una visión de su comportamiento. Son muy inteligentes y sociables, deseosos de complacer y ser amables. Desde que la raza fue desarrollada para trabajar como una manada, estos perros necesitan ejercicio regular, y lo hacen mejor cuando forman parte de una familia activa y presente, o con al menos otro perro que es similar en tamaño. Sus dueños necesitan ser líderes fuertes. Generalmente no muestran signos de ansiedad por la separación, pero pueden ser traviesos cuando se los deja solos.

Los perros Husky Labrador no siempre son excelentes perros guardianes, ya que rara vez ladran. Su vocabulario consiste típicamente en una variedad de aullidos. Generalmente no son protectores, por lo que no es probable que se molesten cuando hay extraños presentes. Su naturaleza suave los hace grandes compañeros para niños pequeños bien educados, pero deben ser introducidos a temprana edad a perros y gatos pequeños, ya que el impulso de las presas puede hacer que los persigan.

Potencial de Adiestramiento

Los Labradores Huskies son fáciles de entrenar debido a su inteligencia y afabilidad. Su recuerdo es excelente. Sin embargo, debido a su crianza y desarrollo como animales de trabajo de carga, necesitan un fuerte liderazgo de todos los propietarios de la casa, incluyendo comandos firmes con refuerzo positivo.

Al principio del entrenamiento, las sesiones deben ser frecuentes, pero relativamente cortas. Para obtener los mejores resultados, concéntrese en métodos de entrenamiento positivos y divertidos. El aburrimiento puede llevar a comportamientos traviesos y destructivos (como cavar, masticar y robar comida de mostradores, despensas e incluso refrigeradores).

Salud

Los labradores Huskies suelen vivir de 10 a 13 años y son generalmente sanos. Se han observado algunos problemas relacionados con la raza, como se indica a continuación.

Displasia de Cadera

Esta condición ha sido notada en Labrador Huskies. Se caracteriza por una serie de malformaciones óseas en las caderas que pueden ser reconocidas radiográficamente. Las personas afectadas están predispuestas a desarrollar artritis más tarde en la vida, lo que puede ser paralizante. Se desaconseja la cría de los perros y hembras afectados, y el cribado recomendado por un experto puede ayudar a predecirlo.

Dilatación gástrica-vólvulo (DGV)

Como todos los perros de pecho profundo, el DGV puede ocurrir en Labrador Huskies. Esta es una condición potencialmente fatal que generalmente se asocia con la ingestión rápida de una comida grande, aunque puede ocurrir espontáneamente. El estómago se expande con la comida y el gas (dilatación), pellizcando el esófago, lo cual evita que el gas sea liberado oralmente. El estómago continúa expandiéndose, ejerciendo presión sobre los órganos abdominales, el diafragma y los pulmones, y ralentizando el retorno de la sangre al corazón, provocando un shock. En algunos casos, el estómago puede rotar en una posición anormal (vólvulo), requiriendo cirugía inmediata. Esto puede ser fatal si no se lleva a cabo una intervención temprana.

La prevención es el mejor enfoque, incluyendo la alimentación de múltiples comidas pequeñas y el uso de tazones especiales para alimentos que retrasan la ingesta de alimentos. Alternativamente, se puede realizar una gastropexia, que es un procedimiento quirúrgico en el que la pared del estómago se adhiere a la pared del cuerpo, impidiendo la rotación. Esto se realiza generalmente cuando el individuo es joven, a menudo en el momento de la esterilización o castración, y puede prevenir el vólvulo. Sin embargo, esto no previene la dilatación y las otras medidas preventivas enumeradas deben ser consideradas.

Mielopatía degenerativa

Esta enfermedad neurológica se ha observado en los huskies de labrador, y se considera que los individuos afectados están predispuestos genéticamente. Se caracteriza por una degeneración progresiva del tejido de la médula espinal en la región de la columna torácica, lo que provoca la pérdida de la función de las extremidades posteriores. La degeneración del tejido interrumpe la transmisión de mensajes del cerebro a las extremidades posteriores, y con el paso de los años, la falta de entrada neuronal a las extremidades posteriores conduce a la atrofia muscular y a la incapacidad para caminar. No existe un tratamiento efectivo. Además, no hay manera de diagnosticar esta afección, aparte de excluir otras causas potenciales de los síntomas. Debido a que es progresiva y generalmente aparece más tarde en la vida, es posible que los individuos afectados ya hayan sido criados. Hasta que no se disponga de una prueba de cribado genético fiable y accesible para la enfermedad, seguiremos observándola en las razas afectadas.

Niveles de ejercicio y actividad

Los Labradores Huskies necesitan mucho ejercicio y estimulación mental. Si están aburridos o descuidados, estos perros encontrarán alguna forma de entretenerse (lo que a menudo es perjudicial para el hogar o el jardín). Las caminatas diarias y vigorosas se consideran mínimas y deben complementarse con oportunidades para correr y jugar sin correa.

Estos perros pueden sobresalir en agilidad, lo que proporciona una excelente estimulación mental y física. Además, el entrenamiento de búsqueda y rescate puede ser considerado para perros con el temperamento apropiado.

Aseo personal

Debido a su doble capa, el Labrador Huskies se despoja continuamente, y particularmente dos veces al año. Por lo tanto, es necesario cepillarlos al menos una vez a la semana. Además, el hogar debe ser aspirado con frecuencia, incluyendo filtros de entrada de aire para electrodomésticos y sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Por lo general, no es necesario bañarse, a menos que se le permita a la mascota nadar. El cepillado regular, si se introduce temprano en la vida, puede ser una gran oportunidad para establecer lazos afectivos. Sin embargo, no debe considerarse opcional.

Labradores Huskies Famosos

No hay ejemplos famosos de Labrador Huskies, aunque puede haber individuos famosos que han salvado vidas como perros de búsqueda y rescate.

Cruces de razas

Durante el desarrollo de la raza, estos perros fueron comúnmente cruzados con lobos y otras razas caninas canadienses. Sin embargo, actualmente no existen cruces reconocidos del Labrador Husky.